Campamento Cortijo de Líbar (Memoria)

2017-11-04 11.55.04


Con esta actividad planteábamos la estancia en un alojamiento rural aislado, totalmente integrado en la naturaleza, donde reforzar los lazos de convivencia del grupo y realizar actividades orientadas principalmente a la concienciación, especialmente de los más pequeños, hacia el respeto y la conservación del entorno natural.

Las actividades previstas inicialmente eran:

  • Reciclaje
  • Repoblación de especies autóctonas
  • Espeleología
  • Senderismo

 

Debido a la lluvia (esperada por otra parte tras la larga sequía) la logística se nos complicó un poco y finalmente optamos por no realizar la actividad espeleológica.

Pero en su lugar salimos a caminar en varias ocasiones, y pudimos disfrutar del precioso entorno, que mojado además adquiría un aspecto realmente impactante, inusual (al menos para nosotros), poco acostumbrados a tanta humedad y verdor en la vegetación; precioso, simplemente. Algunos de los más jóvenes nunca hasta ahora habían visto árboles “con el tronco verde”.

4e576b23-1922-40c4-acb1-0ebee8a34a10

2017-11-04 13.09.43

Fue sorprendente y muy divertido para los pequeños pasear entre ganado suelto, que pastaba libre y gustosamente entre nosotros.

2d17381c-c0d1-42db-8c58-c80d504157f6

Al caer la tarde del sábado, durante uno de los paseos, pudimos además observar un grupo de ciervos cruzando el llano corriendo a cierta distancia.

ciervos

Otra de las actividades previstas y realizada fue la repoblación de especies autóctonas. Junto al Cortijo plantamos dos pequeñas encinas; todos los chicos colaboraron en la actividad, cavando los hoyos y buscando y colocando alrededor piedras y algunos “pinchos”, para intentar protegerlas de posibles animales que quisieran comérselas.

2017-11-04 16.30.24

Finalmente el domingo, de vuelta a casa, y con la “espinita clavada” por no haber podido ponernos los equipos de progresión vertical para la cueva, pensamos que una buena opción para desquitarnos un poco sería hacer la vía ferrata de la vecina población de Benaoján, ideal también para iniciar a algunos de los chicos que llevan poco tiempo en el grupo.

2017-11-05 12.53.04

Y así acaba nuestro fin de semana en tierras de Montejaque, en ese precioso paraje de los Llanos de Líbar, donde pasamos dos noches gustosamente incomunicados, cogiendo los teléfonos móviles solo para hacer fotos que ya estamos deseando poder repetir pronto. 🙂